Opinión

Desarmando a los antivacunas

Por Dr. Luis Faringthon Reyes

Los argumentos no son homogéneos sobre las causas de las personas antivacunas, algunos temor a lo desconocido, reacción en cadena  o el boca a boca, lo cierto es que no hay peor contradicción, pues si queremos salir del dominio espeluznante del COVID-19 debemos vacunarnos.

Prácticamente desde que se inventó la primera vacuna , en 1796 contra la viruela, que existe gente contraria y escéptica ante la aplicación de las vacunas, pero en el caso especifico del presente es que estas personas que se  conocen como antivacunas solo tienen un rasgo en común, que es la posibilidad de que las vacunas les provoquen efectos secundarios , aunque se ha dicho ya con pruebas científicas que las vacunas son seguras.

Los antivacunas acostumbran a acusar a las autoridades sanitarias de falta de transparencia con los componentes de los fármacos,que causan enfermedades como el autismo y otros  argumentan que detrás de las farmacéuticas  se esconde un gran negocio y perjuicio de las personas pues creen en la implantación de dispositivo de control (chip).

Aunque todos los aspectos científicos derivados del área de la salud  asegura que la vacunación es una forma eficaz de evitar enfermedades y puede preveer millones de  muertes al año, los contrarios a las vacunas cuestionan su versión, motivados por la desinformación.

Las personas contrarias a las vacunas reclaman el derecho a la libertad de controlar su cuerpo y el de sus parientes ante una posible obligatoriedad por parte del Estado. Pero  cuando se toma la decisión de no vacunarse no solo afecta a su salud, sino también a la de su comunidad, porque afecta a la llamada  inmunidad de rebaño: cuántas más personas estén inmunizadas contra una enfermedad, más difícil es de que esta se propague.

Mito de la rapidez de la creación de la vacuna «La velocidad a la que se han diseñado, fabricado y administrado las primeras vacunas contra la Covid-19 ha sido un hito sin precedentes en la historia de la ciencia pero eso no significa que se haya hecho mal. La realidad es que se han cumplido todos los protocolos y fases en estos procedimientos.
Mito experimento con Humanos : otro de los tópicos usados por los antivacunas, sin embargo códigos , leyes y reglamentaciones que cumplir impiden hoy día realizar estudios con humanos y esta vacuna no es la excepción y recordar que las vacunas son experimentales cuando están en su fase preclínica. Es decir, en animales. Lo que sería una fase 0″.
Mito componentes secretos de la vacuna , pues los laboratorios ponen a nuestra disposición toda esa información en la web y en sus registros , ademas deben ser presentados a los organismos de salud como la OMS Y FDA.
Mito efectos secundarios , que vienen como resultado de sus componentes

          Todos los efectos secundarios han sido analizados y recopilados en  las fichas técnicas de cada vacuna contra la COVID-19 un supuesto efecto secundario que relacionan con los sueros basados en ARN mensajero, y a la introducción de un chip rastreador bajo la piel al inocular la vacuna.

  1. Mito modificación del genoma, hasta hoy no hay evidencia

de que las vacunas de ARN mensajero puedan modificar nuestro genoma. las razones:

  • El ARN mensajero de las vacunas permanece muy poco tiempo en nuestras células porque es muy frágil y se degrada fácilmente.

Una investigadora del Hospital Universitario de Badajoz busca nuevas variantes.

  1. Mito Variantes aparecen por la vacuna

La vacuna contra el  COVID-19 no es el causante de las nuevas variantes del Sars-Cov-2. «Es justo lo contrario», es precisamente la existencia de espacio geográfico sin vacunar lo que posibilita el surgimiento de nuevas cepas, es como si el virus cambie por que su huésped lo obligue hacerlo.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba