ACCIDENTES FATALES DE LOS MÉDICOS

ACCIDENTES FATALES DE LOS MÉDICOS

ACCIDENTES FATALES DE LOS MÉDICOS

UNA REFLEXIÓN.

Autor.C Terrero

Con frecuencia los médicos tienen que trasladarse de un pueblo a otro para cumplir con compromisos de trabajo. Una cantidad importante transita la carretera en vehiculos conducidos por ellos mismos, muchas veces agotados, preocupados, trasnochados y muy de prisa.

Los hechos han demostrado que conducir es una actividad peligrosa que puede poner en peligro la vida de las personas en la carretera, ya que en ocasiones se presentan imprevistos no deseados que provocan accidentes catastróficos y fatales.

No han sido pocos los médicos que han perdido la vida en accidentes de tránsitos, es el caso de mi compañero Deli Ogando, médico ginecobstetra, que lo vi por última vez en el Hospital Plaza de la Salud una tarde que estuve de servicio. Ogando tuvo un accidente de tránsito camino a Bonao donde trabajaba para un centro de salud del estado. 

La médico ginecobstetra Ruth Infante, del Programa de Fertilidad de la Clínica Profamilia Evangelina Rodríguez, falleció en el 2017 en un accidente de tránsito en la autopista Duarte, próximo a Villa Altagracia.

En el 2018 Falleció en un accidente de transito en esta provincia el médico Federico Felix, que era ginecólogo en un centro médico privado.

Ese mismo año, tres médicos residentes que habian viajado al Cibao después de amanecer de un servicio, cuando venían de regreso sufrieron un accidente en la carretra Duarte, falleciendo todos en el mismo.

Lo mismo ocurrió con un medico cirujano,Vicente Samuel Mejía, quien iba camino a Azua a cumplir con su trabajo en un hospital público, llegando a la ciudad sufrió un accidente que le costó la vida.

En el 2019 sucedió algo igual con el médico anestesiólogo Gilberto Evaristo Rojas que habia amanecido trabajando en un Centro de salud privado en Santo Domingo, en su viaje de regreso a Jimani sufrió un accidente que le quitó la vida.

No sabemos la circunstancia, pero en la madrugadala del 23 de febrero de este año falleció en accidente de transito la pediatra Juana Mendez, una mujer de gran corazón, cariñosa con los niños, responsable y honesta en su trabajo.

La misma historia siempre, viven en un pueblo y trabajan en otro. Y nos hacemos la siguiente pregunta: 1- ¿Vale la pena poner en riesgo la vida en esas condiciones? 2- ¿Vale la pena seguir el ritmo acelerado de esta sociedad?

Está demostrado que la probabilidad de accidente es directamente proporcional al número de viajes, además, el riesgo aumenta cuando el vehículo es conducido por el mismo médico, y es que los imprevistos nadie los puede ver. 

Por eso, es recomendable que si tienes que viajar, es preferible hacerlo en vehículo público, pero si tienes que manejar, hazlo con prudencia, no hagas rebases temerarios, no excedas la velocidad, ni te distraigas.

Recuerda que tu familia, amigos y compañeros te esperan. Haz un alto en el camino.

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados