Tomar aspirina luego de un ACV menor podría prevenir un ACV mayor

Tomar aspirina luego de un ACV menor podría prevenir un ACV mayor

ACVREDACCIÓN.- Tomar aspirina inmediatamente después de un mini-accidente cerebrovascular reduce significativamente el riesgo de un accidente cerebrovascular (ACV) mayor, reveló un estudio reciente.

Justo después de un mini-accidente cerebrovascular, la gente tiene un riesgo 1,000 veces mayor de desarrollar un ACV importante, en comparación con las personas de la población general, acotaron los investigadores.

El nuevo estudio incluyó datos de alrededor de 56,000 personas. Los investigadores hallaron que tomar aspirina tras un accidente cerebrovascular pequeño – también llamado ataque isquémico transitorio o AIT – reduce el riesgo de un accidente cerebrovascular incapacitante o mortal en los días y semanas subsecuentes entre un 70 y 80 por ciento.

El estudio fue publicado recientemente en la revista The Lancet.

Nuestros hallazgos confirman la eficacia de un tratamiento urgente después de un AIT y de un accidente cerebrovascular menor, y muestran que la aspirina es el componente más importante. El tratamiento inmediato con aspirina puede reducir sustancialmente el riesgo y la gravedad de un accidente cerebrovascular temprano y recurrente“, destacó el investigador principal Peter Rothwell, quien es profesor y experto en ictus en la Universidad de Oxford, en Inglaterra.

Este hallazgo tiene implicaciones para los médicos, quienes deberían dar aspirina de inmediato si sospechan de un ataque cerebral isquémico transitorio o menor, en lugar de esperar la evaluación del especialista y las investigaciones“, refirió el científico.

Rothwell añadió que los resultados del estudio también poseen implicaciones para la educación pública. Aunque las campañas educativas de salud pública han contribuido a que la gente busque ayuda poco después de un accidente cerebrovascular mayor, es menos probable que visite un médico después de una mini-accidente cerebrovascular, afirmó.

Muchas personas no buscan atención médica en absoluto, enfatizó Rothwell. Otras pueden retrasar la obtención de ayuda por unos pocos días. Mientras tanto, se encuentran en riesgo de un ACV recurrente, indicó.

Animar a la gente a tomar aspirina si creen que pueden haber tenido un AIT o ictus menor – experimentan síntomas neurológicos desconocidos y repentinos – podría ayudar a hacer frente a esta situación, sobre todo si la ayuda médica urgente no está disponible“, concluyó el especialista.

Por su parte el doctor Dale Webb, quien es director de investigación e información en la Asociación de Accidente Cerebrovascular de Inglaterra, comentó: “Los resultados sugieren que cualquier persona que tenga síntomas de ACV, que estén mejorando y que a la par esperan atención médica urgente, pueden – si son capaces – tomar una dosis de 300 miligramos de aspirina“.

Webb señaló además que los resultados de la investigación son oportunos, ya que la comunidad dedicada a tratar el ACV se encuentra trabajando para implementar un nuevo conjunto de directrices clínicas nacionales sobre este padecimiento.

Los síntomas de un mini-accidente cerebrovascular y un derrame cerebral mayor son similares, e incluyen:

  • Entumecimiento o debilidad muscular, generalmente en un lado del cuerpo.
  • Dificultad para hablar o entender el habla.
  • Mareos o pérdida del equilibrio.
  • Visión doble o dificultad para ver con uno o ambos ojos.

FUENTE: Salud.Carlosslim.org

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados