¿Tienes lunares en tu cuerpo; sabes si son benignos o malignos?

¿Tienes lunares en tu cuerpo; sabes si son benignos o malignos?

lunaresREDACCIÒN.– Los lunares, esas manchitas de color oscuro de forma circular que aparecen en distintas zonas de la piel en el cuerpo son considerados tumores benignos. Aparecen inesperadamente y asimismo pueden desaparecer.

Estas formaciones en la piel se producen a partir de los melanocitos, es decir, las células que le otorgan pigmentación a nuestra piel.

Si bien algunos lunares son congénitos, esto es, se generan durante el mismo desarrollo del embrión, otros en cambio son adquiridos, y aparecen durante la etapa previa a la escolaridad o durante la adolescencia. ¡A estos últimos debemos prestarle atención!

Algunos lunares se generan a partir de la acción del sol y pueden originar “melanoma” (lesiones de tipo maligno). Por esta razón los dermatólogos suelen recomendar revisarlo de forma periódica y acudir a ellos ante cualquier duda.

Según el portal de salud c.facilismo.com la exposición a la luz solar es una de las cosas que merecen nuestro mayor cuidado, ya que cuando es intensa y prolongada puede llegar a producir cáncer.

¿Cómo saber si un lunar es benigno o peligroso?

Los lunares benignos presentan una sola tonalidad o color. Poseen forma oval o circular con bordes de forma y color bien definidos y su tamaño es inferior a 0,60 cm. Si bien suelen ser planos durante la pubertad, con el paso del tiempo pueden engrosarse y desarrollar vello.

Los lunares peligrosos o que requieren revisión periódica son potencialmente malignos. En líneas generales, debemos prestar atención a un lunar cuando éste cambia de forma, tamaño o color o presenta bordes difusos o irregulares. También hay que estar atentos si producen picazón, dolor, o poseen un tamaño más grande de lo normal.

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados