Regeneración de cartílago,  la importancia de llevar una dieta saludable

Regeneración de cartílago,  la importancia de llevar una dieta saludable

REDACCIÒN.- Existen diferentes motivos para perder  cartílago,  muchas veces puede pasar incluso antes de la menopausia y  por nuestro estilo de vida.

De igual forma si llevas una  alimentación pobre en aminoácidos, que son los que nos ayudan a absorber el calcio y producir colágeno para reconstruir los tejidos dañados. De ahí la importancia de llevar una Dieta Saludable, que contenga nutrientes regeneradores naturales de cartílago.

Las zonas más sensibles a dañarse, son las articulaciones de las rodillas, debido a las actividades que se realizan diariamente y de forma brusca como es el caso de los deportistas, aunque también puede afectar a las personas mayores o ancianos por su deterioro corporal debido a la edad.

El cartílago se regenera según el consumo de los alimentos de nuestra dieta diaria. Igualmente la artritis afecta a los cartílagos de tobillos, rodillas, muñecas, codos y hombros, una enfermedad dolorosa muy conocida en estos tiempos y que afecta a un porcentaje elevado de personas a partir de los cuarenta años, por lo que se hace muy necesario tener una nutrición adecuada a fin de que los tejidos cartilaginosos se puedan regenerar rápidamente.

Se debe tomar alimentos ricos en lisina, un aminoácido esencial que el cuerpo es incapaz de producir y debe ser administrado a través de los alimentos.

Las carnes rojas, aves de corral y carne de cerdo, así como los huevos que son alimentos con altos niveles de lisina.

Pescados, como el bacalao, la sardina, el salmón y el pargo

El yogur, leche, helados y quesos poseen altos contenidos de lisina.

La mayoría de las frutas y verduras son ricas en lisina. Mangos, albaricoques, peras, manzanas e higos.

Los frijoles y brotes de soja, también son buenas fuentes de gran contenido de lisina.

El común denominador de muchas de las dolencias osteo-articulares son el fruto de procesos degenerativos e inflamatorios, como la artritis reumatoide con lo que puede verse afectado el cartílago, los tendones o el hueso subcondral. Siendo así que la nutrición es clave en la prevención de estos trastornos.

Frutos secos y semillas: pipas, sésamo, piñones y almendras. Cereales integrales: trigo, salvado, arroz integral, avena en copos y mijo.

No son aconsejables el tomate, la berenjena, la patata y el pimiento, por lo que no se deben comer con frecuencia. También se requiere especial atención el hábito del tabaco, ya que es contraproducente en enfermos con estas dolencias.

FUENTE. http://bajarlostrigliceridos.com/

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados