¿Qué es realmente la próstata?

¿Qué es realmente la próstata?

Es un órgano o una glándula que forma parte del aparato genito-urinario masculino.

La próstata tiene la forma de una nuez, y se encuentra rodeando el cuello de la vejiga, lugar donde se inicia la uretra (el conducto por donde sale la orina y el semen).

A los lados de la próstata y por debajo de la misma se encuentran las vesículas seminales, que son dos órganos que se encargan de producir la mayoría del líquido seminal o líquido que sale en el semen.

En la próstata se produce parte del líquido que sale junto con el semen, y en ella también se producen elementos nutritivos para ayudar a los espermatozoides a reproducir.

Los espermatozoides se producen en los túbulos seminíferos, que son unas estructuras que están dentro de  los testículos. Entonces, en el momento de la eyaculación, los espermatozoides salen de los testículos, se unen a los nutrientes de la próstata y al líquido producido por las vesículas seminales y se expulsan en el momento de la eyaculación a través de la uretra.

La próstata también influye en la presión con la cual sale el semen al momento de la eyaculación, pero también la próstata produce sustancias como ácido cítrico, prostaglandinas, zinc, proteínas, P.S.A., fosfatasa ácida prostática y lisozima, entre otras sustancias, lo que sirve de nutrientes a los espermatozoides.

La próstata mide alrededor de unos 15-20 gramos,  pero  a medida que  el hombre envejece, aumenta de peso y tamaño; también  se  pueden producir en ella otros cambios importantes,  que ocurren  en la mayoría  de los hombres. Dentro de esa alteraciones o condiciones de salud prostática debemos mencionar:

-Los procesos  inflamatorios como la prostatitis.

-Crecimiento de la próstata, llamado también  hiperplasia, hipertrofia  prostática o tumor benigno, o sea, este crecimiento no es canceroso.                                                                         -El cáncer de próstata.

Cualquiera de las alteraciones o condiciones de salud prostáticas de las mencionadas anteriormente, incluido el cáncer, podría ocurrir sin que el paciente sienta ningún síntoma,  o sea, ningún tipo de molestia, por ejemplo: molestia para orinar, orinar con sangre,  dificultad para orinar, molestia para eyacular o alguna dificultad para tener erecciones.

La  única forma en muchos casos de diagnosticar cualquiera de estas condiciones es una buena evaluación con su  urólogo, desde análisis y examen físico, ya  que es el único médico especialista que se entrena por 4-5 años para tratar cualquier problema de la próstata, ya se inflamatorio, crecimiento benigno o cáncer de próstata.

Ante la duda, visite a su urólogo.

Pablo Mateo

urologopablomateo@gmail.com

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados