P: ¿Existe alguna dieta especial para los pacientes con Esclerosis Múltiple?

P: ¿Existe alguna dieta especial para los pacientes con Esclerosis Múltiple?

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria crónica, autoinmune, progresiva, de etiología desconocida, caracterizada por desmielinización del sistema nervioso central. Afecta a 2.5 millones de personas en el mundo, sobre todo adultos jóvenes, y provoca: pérdida de la sensibilidad, fatiga severa, debilidad y parálisis muscular,  depresión, visión borrosa o doble, mareos, etc. A pesar de que 50-75 % de los pacientes con EM utilizan dietas especiales o suplementos nutricionales (omega-3, vitamina D, complejo B, antioxidantes, etc), hasta el momento no hay evidencias científicas para sustentar esta práctica (Bagur MJ Adv Nutr 2017;8:463–72).

1- La dieta mediterránea (DM) está basada en el consumo de granos integrales, frutas, vegetales, leguminosas, aceite de oliva, nueces y pescados grasos; baja en grasas saturadas (mantequilla y otras grasas animales), carnes rojas y productos lácteos; y el consumo moderado de vino tinto con las comidas. La DM mejora la salud cardiovascular, la diabetes y posiblemente, reduce el riesgo de cáncer; pero no ofrece beneficios en la EM.

2- La dieta paleolítica es rica en fibras (45-100 g/día), promueve el consumo de alimentos naturales, carnes de cacería (30-35% de la energía total), cereales, frutas, raíces, leguminosas y nueces; tiene acción antiinflamatoria debido a su baja relación grasas saturadas/poliinsaturadas (1.4-2.1). Un solo estudio observacional ha reportado mejoría de la fatiga en los pacientes con EM progresiva (Bisht B J Altern Complement Med 2014 May)

3- La dieta libre de gluten (elimina trigo, cebada, centeno y sus derivados) tampoco ofrece beneficios en la EM (Hadjivassiliou M  Neurology 2005 Mar)

4- La dieta de Swank es baja en grasas saturadas (15 g/día), aporta 20-50 gramos de  aceites vegetales (insaturados), prohíbe la carne de res durante el primer año, y luego permite 3 onzas/semana; permite el consumo libre de pescados blancos y mariscos, e incluye aves sin piel, cereales integrales, frutas y vegetales. Un estudio observacional durante 20 años sugiere que esta dieta disminuye las recaídas, la incapacidad y la mortalidad de los enfermos con EM (Swank Arch Neurol 1970 Nov).

5- La dieta vegana de McDougall es baja en sal, alta en hidratos de carbono procedentes de cereales, papas y leguminosas, con pequeñas cantidades de azúcar; consumo libre de frutas y vegetales. No tiene ningún efecto sobre la EM (McDougall, Nutr J 2014 Jan).

Recomendamos una alimentación saludable a base de frutas, vegetales y granos integrales, pescados grasosos, nueces y aceite de oliva; baja en grasas saturadas (carnes de aves sin piel) y sal; sin azúcares y libre de alimentos procesados.

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados