La insuficiencia renal se reduce en un 33% en pacientes diabéticos estadounidenses, según estudios

La insuficiencia renal se reduce en un 33% en pacientes diabéticos estadounidenses, según estudios

REDACCIÓN.– Mientras los casos de diabetes siguen en aumento en Estados Unidos, un resultado potencial (la insuficiencia renal) se ha reducido en una tercera parte, reportan las autoridades de la salud.

La tasa de insuficiencia renal que requirió de diálisis o trasplante para las personas con diabetes se redujo un 33 por ciento entre 2000 y 2014, según un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La enfermedad renal diabética sigue siendo una preocupación importante para la salud y ciertamente se debe hacer más al respecto.

“La concienciación continua de los factores de riesgo de insuficiencia renal y las intervenciones para mejorar la atención de la diabetes podrían mantener y mejorar estas tendencias”, escribieron los investigadores dirigidos por Nilka Rios Burrows, epidemióloga de la división de traducción de la diabetes de los CDC.

Los datos de la encuesta reflejan a los 50 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico.

Es probable que las personas con diabetes controlen mejor su presión arterial y su azúcar en la sangre, dos factores de riesgo para la insuficiencia cardiaca, sugirieron los investigadores. Por ejemplo, el tratamiento con los llamados inhibidores de la ECA o los bloqueadores del receptor de la angiotensina puede ralentizar el declive en la función renal al tiempo que reduce la presión arterial, indicaron.

Además, señalaron que  ha habido un aumento significativo en los pacientes que se someten a un trasplante de riñón preventivo, de modo que no llegan técnicamente [a una insuficiencia cardíaca en etapa final] y por tanto no quedan reflejados en los informes federales”.

Según el informe, aproximadamente 1 de cada 3 adultos con diabetes tienen daños renales o una función renal reducida. Pero la mayoría no son conscientes de ello.

Los investigadores dijeron que la evaluación más temprana de la enfermedad renal en las personas con diabetes es importante. Y un mejor tratamiento puede evitar las complicaciones, indicaron.

Se estima que más del 9 por ciento de los estadounidenses tienen diabetes, según unas cifras recientes de los CDC. La gran mayoría tienen diabetes tipo 2, que está asociada con comer en exceso y llevar un estilo de vida sedentario.

La prevención de la diabetes tipo 2 es un modo de reducir las probabilidades de enfermedad renal crónica, según los CDC.

Los cambios en el estilo de vida, incluyendo comer de forma saludable y el manejo del peso, pueden ayudar en ese aspecto.

A pesar de la mejora de las cifras con respecto a la insuficiencia renal, los médicos y los pacientes con diabetes no deberían caer en la complacencia, según los expertos.

FUENTE. https://medlineplus.gov/

 

Print Friendly

Artículos relacionados