¿Cuántos huevos podría comer a la semana?

¿Cuántos huevos podría comer a la semana?

REDACCIÓN.– Desde hace mucho tiempo he dicho que puede comer fácilmente una docena de huevos a la semana. Esta es una forma sencilla y rentable para agregar valor nutricional de su alimentación,  especialmente proteínas, grasas saludables y antioxidantes de alta calidad–siempre y cuando sean cocinados adecuadamente y provengan de una fuente de alta calidad.

Una Alimentación con Alto Consumo de Huevo No Tiene Ningún Efecto Sobre niveles de Colesterol, Incluso en las Personas con Diabetes Tipo 2

Existe una falsa creencia, comúnmente arraigada en la mente de la población popular y de los expertos de la salud, de que los huevos son malos porque suben el colesterol y hay que limitar su consumo a máximo dos huevos por semana.

Sin embargo, siguen surgiendo las dudas. Una de las preguntas más común es qué cantidad de huevos es saludable porque, como dicen muchos, “todo en exceso es malo”.

 ¿cuántos huevos enteros es saludable consumir al día?

La mayoría de estudios consideran entre 1 y 3 huevos al día, por lo que podemos garantizar que estos niveles son saludables para la mayoría de la población.

Nutrición

Como tanto se ha escrito sobre este tema, no me quiero repetir pues no me parece que tenga mucho sentido escribir de nuevo lo que muchos otros ya han dicho.

Las yemas contienen más del 90% del calcio, hierro, fósforo, zinc, tiamina, B6, ácido fólico y B12, y ácido pantoténico del huevo. Además, las yemas contienen todas las vitaminas liposolubles A, D, E y K, así como todos los ácidos grasos esenciales.

Colesterol

Cuando consumes colesterol en tus comidas (colesterol dietario), como el del huevo, tu cuerpo disminuye su propia producción de colesterol para regularse.

Consumir huevos básicamente no produce ningún aumento del colesterol sanguíneo y, en los casos en que lo hace, en realidad aumenta más el colesterol bueno (HDL) que el colesterol malo (LDL).

El colesterol alto realmente no es tan malo como se cree. Lo que se asocia con la enfermedad cardiaca es el aumento de un tipo muy especial de colesterol LDL (ni siquiera el colesterol LDL total) que se ha relacionado con un alto consumo de azúcar (NO de grasas saturadas ni de colesterol dietario).

Bajar los niveles totales de colesterol (comiendo menos grasas o tomando medicamentos) no es saludable. Lo que es malo son triglicéridos altos, no colesterol alto. Y adivina qué sube los triglicéridos… el azúcar (y las grasas trans), además de un exceso de ácidos grasos omega-6 (presentes en los aceites vegetales, como de maíz, soja y girasol) que producen inflamación crónica.

Tener una relación HDL/LDL también es malo, pues mientras más LDL haya probablemente habrá más LDL del malo (se llama LDL oxidado, o LDL denso). También es malo tener niveles bajos de HDL, por eso es malo bajar el colesterol total (bajas el HDL y es peor).

En resumen, comer huevos no aumenta para nada el riesgo de enfermedad cardiaca (como lo prueba, por ejemplo, este estudio), y es altamente saludable.

Para quien quiera tener muchísimas más referencias y leer un excelente artículo sobre cómo se manipulan los mensajes de salud a favor de la industria alimentario y/o farmacéutica (en detrimento de nuestra salud, claro está), recomiendo este artículo de Muscleblog: El fraude del colesterol (gracias a Isaac Balderas por apuntármelo).

¿Cuántos al Día?

Cuando comes alimentos saludables (los que se supone que debemos consumir) tu cuerpo se autoregula.

Los huevos camperos (de gallinas que viven al aire libre y se alimentan de gusanitos, como la Madre Naturaleza lo dispuso), u orgánicos, son extremadamente saludables. Incluso tienen una pequeña contribución a tu consumo de Omega-3.

Esto no se cumple para los huevos producidos convencionalmente (gallinas encerradas y confinadas a espacios inhumanamente pequeños y que comen granos de cualquier cosa).

Verás, al igual que cuando una persona come lo que no debe (azúcar y grasas trans) y es sedentaria sus niveles de colesterol y triglicéridos son negativos (es decir, la persona se enferma), los animales que comen lo que no deben y no viven en un ambiente oropicio se enferman también.

Así que lo que producen (sus carnes, sus huevos, o su leche en el caso del ganado) tiene un perfil de grasas correspondiente a un animal enfermo: muy bajo en omega-3 y otros ácidos grasos saludables, muy alto en omega-6 y otros ácidos grasos inflamatorios (no saludables). Y eso sin contar las hormonas, antibióticos, o cualquier otra sustancia maluca que les den.

Entonces, mi recomendación es la siguiente:

Si puedes conseguir huevos camperos, criollos u orgánicos (o como les llamen en tu ciudad), come todos los que te provoquen, sin preocupaciones.

Si no, entonces cómelos, pero trata de no excederte. Sobre todo, asegúrate de tener fuentes de grasas saludables suficientes en tu alimentación que ayuden a equilibrar las posibles deficiencias.

Un estudio realizado en 2015 y publicado en The American Journal of Clinical Nutrition confirmó mi opinión de que es seguro comer 12 huevos a la semana.1 Se les asignó a las personas con sobrepeso u obesos con diabetes tipo 2 o prediabetes llevar una alimentación alta en huevo (12 huevos por semana) o baja  (menos de dos huevos a la semana).

FUENTE:  http://bajarlostrigliceridos.com/https://minuevadieta.com

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados