¿En qué consiste la dieta antiinflamatoria?

 ¿En qué consiste la dieta antiinflamatoria?

REDACCIÓN.- La inflamación es un mecanismo de defensa, absolutamente imprescindible siempre que sea modulado y controlado, pero que en exceso o perpetuado en el tiempo constituye la fuente de un gran número de enfermedades crónicas.

En este proceso infamatorio participan diversos mediadores bioquímicos, inmunológicos y hormonales; y existe un gran número de marcadores bioquímicos que permiten conocer este estado de inflamación subclínica, precursora de ciertas patologías como el cáncer, el binomio diabetes-obesidad, las enfermedades cardiovasculares, autoinmunes y degenerativas. En 1970 Russell Ross definió a la proteína C reactiva (PCR), un tipo de reactante de fase aguda inespecífico sintetizado en el hígado, como primer marcador en sangre del proceso inflamatorio. Los ácidos grasos de la serie omega-6 (ejemplo: araquidónico) promueven el estado inflamatorio, estimulando la liberación de interleucinas: IL6 y el factor de necrosis tumoral (TNF), substancias que tienen una potente acción destructiva (Tinao JF Fitoterapia holística número 1, 2011). Los alimentos no sólo nos nutren, también se comportan como medicamentos que pueden incrementar nuestro rendimiento, mejorar nuestro aspecto y nuestro estado general de salud .

La dieta y los nutrientes que ingerimos, junto al ejercicio, el control del estrés y un sueño  fisiológico, pueden ayudar a controlar la expresión infamatoria. Existen, pues, dos modelos nutricionales: un modelo de efectos inflamatorios y prooxidantes, y otro modelo  antioxidante y antiinflamatorio.

1-La dieta occidental moderna se basa en el consumo de alimentos inflamatorios (pobre en fibras, y rica en ácidos grasos omega-6, azúcares y grasas saturadas): harinas refinadas, grasas saturadas, azúcares, jugos y bebidas azucaradas, frituras, comidas rápidas, productos enlatados, etc.; agravada por una vida sedentaria y estresante.

2-La dieta antiinflamatoria es la dieta ancestral modernizada, basada en alimentos de índices glucémicos bajos (granos integrales, frutas y verduras), proteínas saludables, aceite de oliva, rica  en ácidos grasos omega-3 (antiinflamatorios), presentes en atún, salmón, sardina y nueces.

Los alimentos son cocinados a baja temperatura (hervidos, al vapor, a la plancha y horneados); se utilizan especias (cúrcuma, jengibre, orégano, etc), se consume abundante agua, y vino tinto con moderación. Además, se incluye un estilo de vida saludable, con actividad física regular, sin tabaco y sin alcohol, comiendo en un ambiente familiar relajado, durmiendo la siesta, y disfrutando 8 horas de sueño placentero.

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados